viernes, 31 de octubre de 2014

Bloodshot 3. Las guerras Harbinger

El tercer tomo que publica Panini de la serie Bloodshot recoge los cuatro capítulos que enlazan con el evento Harbinger Wars, el primer corssover de la nueva Valiant, en el que esta serie se ha cruzado con la cabecera Harbinger.


Las Guerras Harbinger han supuesto el primer cruce dentro del renovado universo Valiant y puede parecer un movimiento algo precipitado al llevar sólo un par de arcos argumentales publicados en ambas series,  pero los responsables de Valiant se han esforzado por hacerlo de forma coherente con lo que se estaba narrando en ambas series resultado en una historia que encaja de forma natural en cada una de las series. Lo mismo aplica a la estructura del mismo. Los hechos principales están narrados en una miniserie independiente (publicada por Panini hace un par de meses) mientras que en las dos cabeceras implicadas en el cruce se desarrollan los hechos que afectan a los protagonistas de las mismas. De esta forma, si un lector sólo sigue una de las serie, leyendo la miniserie principal y la serie correspondiente estará al tanto de todo lo que pueda interesarle sin crearle la necesidad de leer también la otra cabecera implicada. Sin duda se trata de una fórmula respetuosa con el lector aunque no está exenta de inconvenientes.

El principal problema es la repetición de las situaciones vividas, algo que se acentúa en la forma en la que Panini ha publicado el evento. Tras leer la serie principal, y el tomo de Harbinger, en este tomo volvemos a asistir a algunos acontecimientos que ya se nos han explicado con anterioridad como el enfrentamiento entre Blodshot y Toyo Harada o el asalto de los renegados Harbinger al furgón de Bloodshot en Las Vegas. Hay otras situaciones que están tratadas con más profundidad o que directamente no se habían visto antes, como la sangrienta secuencia en el matadero abandonado, per la sensación de repetición afecta a la forma de disfrutar este tomo y que tiene mucho que ver con los tiempos de publicación en España.

Independientemente del problema derivado de la forma de publicar el cruce, la historia presentada por  Swierczynski mantiene el tono de acción violenta y desenfrenada que ha marcado la serie desde el principio y que en esta ocasión tiene como momentos culminantes el primer encuentro entre Bloodshot y el líder de la fundación Harbinger, Toyo Harada, quien pretende hacerse con los niños fugados del Proyecto Espíritu Renacido (PER) rescatados por aquel. El otro momento culminante es el cara a cara entre Bloodshot y Kuretich, que lleva un paso más allá la ruptura de Bloodshot con su pasado como asesino a las ordenes del PER. Como suele ser habitual en la serie, la violencia es bastante gráfica, alcanzando cotas de puro gore en algunos momentos, y el ritmo es endiablado resultando en uno de los cómics más entretenidos que se pueden leer hoy en día, y que sólo decae en el último capítulo del tomo debido al exceso de acontecimientos narrados en un único episodio.

En la parte gráfica tenemos a Barry Kitson, quien realiza un trabajo cumplidor pero carente de personalidad como ocurre en otros títulos de Valiant, y que flojea en el número final, sin duda por las prisas por cumplir con los plazos de entrega.

Tras haber leído el crossover completo se puede decir que los responsable de Valiant han hecho las cosas con cabeza, cruzando ambas series de una forma natural sin romper las tramas en curso y ofreciendo un desenlace que altera el status quo de los personajes, algo que se hace evidente sobre todo en la presente cabecera en la que habrá muchos cambios a partir del siguiente arco argumental

miércoles, 29 de octubre de 2014

Batman Año 100

El enfant terrible del comic USA, Paul Pope, dio su particular visión de Batman en esta historia futurista que presenta a héroe de Gotham en su hipotético centésimo aniversario. Una aventura llena de acción que rinde homenaje al clásico Año Uno de Frank Miller y vuelve a demostrar el enorme talento como narrador de Pope.



Paul Pope es un autor que despierta pasiones encontradas, con un público fiel que adora cualquier obra realizada por él y con un grupo de fieros detractores que le acusan de autor sobrevalorado con una producción donde la forma es más importante que el fondo. Lo que no se puede negar es la voluntad del autor de labrarse una carrera al margen de los imperativos  de las grandes editoriales USA y de gozar de una libertad creativa difícil de encontrar hoy en día, conseguida, sobre todo, a la doble labor como guionista y dibujante que realiza en casi todos sus trabajos.  Prueba de ello es esta obra, la más mainstream del autor y protagonizada por uno de los personajes más populares del cómic USA, en la Pope aplica su particular estilo y ofrece su visión de una historia de Batman.

Ambientada en un futuro no muy lejano, la historia nos presenta unos Estados Unidos  bajo una especie de ley marcial controlada por unas fuerzas federales de carácter paramilitar que aplican un férreo control sobre la población. Una noche uno de estos federales y las sospechas recaen sobre una misteriosa figura enmascarada identificada como Batman. La policía de Gotha, con el teniente Gordon al frente, se ve obligada a colaborar con los federales para desenmascarar a Batman, a pesar de que Gordon  sospecha que hay algo más tras el asesinato del agente federal. Mientras tanto, Batman, con la ayuda de Robin y una doctora de la policía deberá hacer frente a una conspiración en el seno de la fuerzas del orden mientras escapa de la poderosa maquinaria policial puesta en marcha para detenerle.

Lo primero que llama la atención de esta obra es el vigoroso dibujo de Pope y la magnífica narrativa de la que hace gala en cada una de las páginas del relato. Es indudable que Pope es un maestro de la composición y la narrativa y eso queda reflejado en la excelente planificación de cada una de las secuencias, empezando por la persecución por los tejados de Gotham que abre el relato y que marca el tono de todo el relato.  Pope apuesta por una historia donde prima la acción por encima de todo, los personajes apenas se detienen y van pasando de un momento de tensión a otro hasta llegar al desenlace final. Toda la obra está impregnada por una sensación de apremio que ayuda a trasmitir la opresión y la amenaza que supone ese  gobierno federal que actúa como una especie de Gran Hermano obsesionado por el control y que se ve amenazado por la aparición de un enmascarado que escapa a sus garras de control.

La apuesta por la acción del autor no implica que los personajes actúen de forma irreflexiva, al contrario,  la poca caracterización que Pope aplica al relato es más que suficiente para construir unos personajes acorde con los arquetipos de Batman que representan. Lo que si deja de lado el guionista son las explicaciones y es que esta es una historia sobre Batman, no sobre el hombre bajo la máscara, lo que puede suponer una pega para algunos lectores pero, en mi opinión, funciona como un elemento más del homenaje que hace Pope al Año Uno de Frank Miller.

Toda esta obra, incluido el nombre, es un homenaje a esa obra maestra escrita por Frank Miller para contarnos el origen de Batman y en la que asistíamos a los primeros pasos del multimillonario Bruce Wayne en su lucha contra el crimen bajo el manto de Batman. En Año 100, Pope nos muestra a un personaje que ha adoptado completamente la identidad de Batman, prescindiendo de su otra identidad, que sólo se insinúa hacia el final de la historia, actuando en las sombras y completamente al margen del sistema.  También hay en la obra el concepto de legado tan arraigado en el universo DC y que en esta ocasión se aplica a la figura del teniente Gordon, nieto del comisario Gordon, que en Año Uno tenía un papel tan fundamental como el del propio Batman y que esta ocasión sigue un camino similar estableciendo una relación profesional con Batman una vez éste le reconoce su verdadera identidad.

Estamos ante una obra que se identifica completamente con los intereses artísticos de su autor quien realiza una interpretación libre del mito de Batman basándose en una de los obras capitales que ayudó a cimentar la imagen oscura del personaje y que no ayudará a hacer cambiar de opinión a los detractores del artista pero que deleitará a sus seguidores.

lunes, 27 de octubre de 2014

Recomendaciones de Noviembre

Noviembre ya está aquí, llega el frío y las editoriales empiezan a preparar la campaña navideña o eso se deduce del aluvión de novedades que llegan este mes. Propuestas de todo tipo y formato para el gusto de cualquier lector. Esta es mi selección del mes:

Panini

Daredevil: El hombre sin miedo 6. El diablo en la bahía. A pesar de la numeración, este tomo marca el inicio de una nueva etapa en la trayectoria del Hombre Sin Miedo. Nueva localización, nuevo statu quo, nuevas aventuras y mismo equipo creativo. El tándem formado por el guionista Mark Waid y el dibujante Chris Samnee, quines firmaron un excelente final para el volumen anterior, continúan su alabada labor al frente de la cabecera de Daredevil llévando al personaje a un nuevo escenario tras los acontecimientos del anterior tomo. Matt Murdock ha sido desenmascarado del todo como Daredevil, a perdido su licencia como abogado y la única oportunidad que le queda para seguir trabajando es regresar a San Francisco donde ya ejerció como abogado durante la época que compartió aventuras con la Viuda Negra. Pero el regreso a la ciudad del Golden Gate también supondrá el regreso de antiguos enemigos y es que la vida de Matt Murdock siempre está llena de peligros esté donde esté. Sin duda una de las mejores series de la Marvel actual que mantiene el rumbo firme de la mano de un equipo creativo perfectamente compenetrado con el personaje.

Estela Plateada 1. Nuevo amanecer. Estela Plateada, uno de los personajes más emblemáticos de la  vertiente cósmica de Marvel, vuelve a disfrutar de serie propia, aunque está vez es completamente diferente de cualquiera de sus series anteriores. En esta ocasión Marvel ha cedido las riendas de la serie del urfista cósmico a Dan Slott, el guionista que ha revolucionado la franquicia arácnida, quien promete ofrecer una visión nueva y fresca del veterano personaje creado por Stan Lee y Jack Kirby. Le acompañará en esta etapa nada menos de Michael Allred, uno de los artistas actuales cuyo estilo más debe a Kirby, y cuya presencia en una serie siempre augura toneladas de diversión e innovación. En este nuevo volumen, Estela emprenderá un viaje por el Universo acompañado de Dawn Greenwood, una chica normal de la Tierra que descubrirá los lugares más fantásticos e insólitos del universo de la mano de un guía de excepción. La presencia de Dawn también hará que Estela Plateada vea el espacio con nuevos ojos, como nunca antes lo había experimentado. Una serie que es una de las grandes sorpresas de la nueva Marvel, que aleja al personaje de su zona de comfort para ofrecer una mirada fresca y llena de maravilla sobre uno de los mejores personajes de la Casa de las Ideas.

La ciudad esmeralda de Oz. Eric Shanower y Skottie Young ponen punto y final a su brillante adaptación de las novelas de L. Frank Baum sobre el maravilloso mundo de Oz con este título, concebido originalmente por el autor como el final de las aventuras de Dorothy y compañía. En esta ocasión, Dorothy y sus tíos Henry y Em deben abandonar la granja de Kansas para trasladarse a vivir a la Ciudad Esmeralda, la capital del mundo de Oz. Como todos los viajes a este factástico mundo no faltaran nuevas maravillas  que asombrarán a los viajeros al tiempo que Dorothy se reencuentra con todos sus viejos amigos como el Espantapájaros, el Hombre de Hojalata o el León Cobarde. Como en todas las ocasiones anteriores, Shanower realiza una adaptación fiel, que mantiene toda la maravilla y el sentido del humor de la obra original y Slottie Young vuelve a deslumbrar con su dibujo alegre y dinámico y sus fantásticos diseños que imbuyen de vida las creaciones de Frank Baum para aproximarlas a las nuevas generaciones.

Guardianes de la Galaxia 18. Número enmarcado en el macro evento Pecado Original y que Brian Michael Bendis aprovecha para desvelar uno de los misterios que rondaban por el Universo Marvel desde que Thanos hiciera su reaparición en las páginas de Vengadores Reuníos: ¿qué fue de Richard Rider, el anterior Nova? Haciendo memoria, recordaremos que al final del evento Imperativo Thanos, Starlord y Nova se sacrificaron para retener a Thanos en el Cancerverso y acabar con la amenaza de este otro universo y del Titán Loco. Con el paso del tiempo Thanos y Starlord regresaron de la aparente muerte aunque nunca explicarón como lo consiguieron o por qué no regreso con ellos Nova. En este episodio por fin se desvelará qué ocurrió en el Cancerverso y cual fue el destino de Richard Rider. Un episodio trepidante, dibujado por el espectacular Ed McGuinnes, que promete establecer el punte definitivo entre la anterior etapa cósmica de Dan Abnett y Andy Lanning y la actual comandada por Brian Michael Bendis.

Marvel Gold. Puño de Hierro. Integral. Panini nos sorprende con este tomo Omnigold que recoge de forma integral toda la etapa de Chris Claremont y John Byrne a cargo de las aventuras de Puño de Hierro. Creado durante los años 70, en plena fiebre por las artes marciales debido al éxito de series como King Fu o las películas de Bruce Lee, las aventuras de Puño de Hierro escapan del concepto de simple explotation del género de artes marciales gracias a la labor excepcional de uno de los mejore equipos artísticos que ha tenido Marvel en toda su historia para convertirse es una de las series más queridas e interesantes de los años 70. La historia de Puño de Hierro es la de Danny Rand, un joven occidental que viaje con sus padres al Himalaya y donde tras un trágico accidente queda huérfano y perdido en la mítica ciudad de Kun-Lun, donde aprenderá artes marciales y adoptará el manto de Puño de Hierro, un guerrero legendario defensor de la justicia. Claremont aporta su magistral estilo para la caracterización de personajes para dotar de profundidad al protagonista y su nutrido grupo de secundarios y Byrne, su excelente trazo para llenar de dinamismo y acción las páginas de esta trepidante serie. Este volumen integral recoge desde la creación del personaje hasta el inicio de su colaboración con otro de los personajes clave de aquella época: Luke Cage.

Además este mes continúan las consecuencias del evento Pecado Original, aparece un nuevo número de la Colección Extra Superheroes dedicado al Thor de Dan Jurgens y nos llega un nuevo Marvel Héroes con la era del traje negro de Spiderman al completo.

ECC


 El resurgir (The wake). Tras unos años dependiendo únicamente de series veteranas como Fábulas o Unwritten, el sello Vertigo de DC Cómics inició el año pasado una nueva etapa lanzando al mercado una oleada de miniseries realizadas por algunos de los autores más representativos de la DC actual. El título estrella de este relanzamiento fue The Wake, escrita por el nuevo niño bonito de DC, Scott Snyder, acompañado en el dibujo por Sean Murphy, uno de los nuevos valores más prometedores que ha dado la industria USA en los últimos años y que ya ha demostrado su enorme talento en obras como Joe el Bárbaro o Punk Rock Jesus, ambas para Vertigo. En esta obra nos encontramos un relato que aúna ciencia ficción y terror en el que un misterioso descubrimiento bajo las aguas del oceano puede suponer el resurgir de una amenaza ancestral relacionada con antiguos mitos de destrucción proviniente del mar. ECC ofrece en un voluminoso tomo los diez números de esta obra realizada por uno de los mejores equipos creativos que se puede encontrar hoy en día.

Norma

Next Men 4. Por fin está aquí, publicado por Norma, el cuarto volumen de la recopilación integral de la serie Next Men, uno de los proyectos más personales y alabados de John Byrne y que a principios de los 90 revolucionó el mercado de las editoriales independientes. Las aventuras del quinteto protagonista acabaron en un momento culminante en el volumen anterior cuando no consiguieron evitar que Aldus Hilltop se convirtiera en el presidente de los USA y posteriormente en el villano Satanás. Ahora los jóvenes protagonistas se encuentran sólos, separados unos de otros no sólo por el espacio sino también por el tiempo. Cada uno de ellos deberá afrontar un nuevo peligro en diferentes épocas y lugares y nos es seguro que puedan sobrevivir para volver a estar juntos. Pero ¿qué hay detrás de todo esto? Todo esto y más de la mano de un recuperado John Byrne que aporta todo su talento gráfico para concluir por todo lo alto su obra personal más ambiciosa. Un tomo imprescindible para todos los fans de John Byrne que incluye abundante material de esta serie inédito en España.

Rachel Rising 2. El gran Terry Moore continúa con la historia de Rachel y su regreso de la muerte. Tras convertirse en un autor imprescindible durante los años 90 gracias a Strangers in Paradaise, mezcla de slice of life y género negro, y de probar fortuna con bastante éxito con la ciencia ficción de Echo, Moore explora un nuevo género, el terror, con esta obra en la que trata con su habitual sensibilidad y exquisito desarrollo de personajes el tema de las brujas y los demonios. Este tomo recoge el segundo año completo de la obra en la que Rachel tendrá que seguir indagando las causas de su muerte a la vez que debe afrontar la terrible amenaza que se cierne sobre los habitantes de su ciudad, acosados por un mal ancestral que ha regresado al mundo sediento de sangre. Esta serie es una nueva muestra del enorme talento de Moore quien con cada nueva obra se reafirma como un nombre imprescindible del cómic USA.

Planeta DeAgostini

Dragon Ball Color 1. Si se puede decir que hay un manga por en excelencia en España (y casi se podría decir que en Japón también) que ha marcado a más de una generación ese es sin duda Dragon Ball, la genial creación de Akira Toriyama que este año celebra su trigésimo aniversario desde que empezara su andadura en las páginas de la revista Shonen Jump. Una prueba indiscutible de la vigencia de este manga, epítome del género shonen de peleas, es la innumerable cantidad de ediciones en diferentes formatos que ha tenido en nuestro país, desde la grapa hasta ediciones de lujo numeradas. Ahora se le suma esta nueva edición que cuenta con una característica casi inédita en el mundo del manga: el color. Tal es la popularidad aun hoy en día de las aventuras de Goku y compañía que la editorial Shueisha decidió realizar el coloreado de parte de la serie, la que comúnmente conocemos como Dragon Ball Z, en una nueva edición que es la que ahora publica Planeta DeAgostini en formato tankobon, disponible en español y catalán. Se trata de un coloreado similar al de la serie de animación y que respeta en gran medida el dibujo original de Toriyama proporcionando una nueva forma de disfrutar de las espectaculares luchas de Goku, Vegeta y el resto de guerreros del espacio. Sin duda una excelente forma de celebrar los 30 años de esta obra imperecedera.

martes, 21 de octubre de 2014

Coleccionable Ultimate. Ultimate X-Men 11: Fénix

Panini ha prolongado una vez más el coleccionable Ultimate y empieza a recuperar los números de la serie Ultimate X-Men correspondientes a la etapa de Robert Kirkman, que llevaría la serie hasta el evento Ultimatum. Una etapa marcada por la recuperación y reinvención de varios conceptos de las series mutantes de los años 90.


La llegada de Robert Kirkman a la serie se produjo antes de que éste se convirtiera en una estrella de éxito gracias a Walking Dead, cuando era un guionista que se estaba labrando una carrera en Marvel y cuyo nombre siempre sonaba como el guionista ideal para una serie de Spiderman. Al final no pudo encargarse de una serie del trepamuros pero consiguió ser el remplazo de Brian k. Vaughn en la serie de Ultimate X-Men cuando quedó claro que Brian Singer nunca se iba a encargar de ella. Su llegada a la serie se produjo en un momento en el que el impulso inicial del universo Ultimate había desaparecido y las series habían perdido algo de fuerza (excepto Ultimate Spiderman). La elección de Kirkman como guionista venía a reforzar la idea de que Marvel ya no apostaba tanto por este nuevo universo y volvía a concentrar a sus mejores talentos en el Universo Marvel tradicional. Esto supuso que Kirkman contara con unos dibujantes de menos nombre que los que habían gozado sus predecesores pero en cambio el dio más margen para narrar las historias que el quería contar.

Este tomo recopila los tres primeros arcos argumentales de Kirkman en la serie en los que el guionista tiene tiempo de presentar unos cuantos conceptos clásicos de los X-Men en su versión Ultimate. Durante una noche de citas los protagonistas intentan olvidarse de los conflictos de la Patrulla-X pero no todos los consiguen ya que Dientes de Sable reaparece pare enfrentarse a Lobezno. Por su parte, el Profesor Xavier conoce a Lilandra, Majestrix de la Iglesia de los Shiar, una organización que se ofrece a financiar las actividades de la Patrulla-X a cambio de hacer pruebas de Jean Grey para determinar si realmente es el Fénix, una entidad casi divina a la que adoran. Además, un nuevo muntante llega a la escuela y oculta más de un secreto que podría ser fatal para el equipo.

Para ser una etapa recordada por su tendencia a recuperar conceptos de los años 90, estos tres primeros arcos argumentales recuerdan más a la etapa de Claremont. Empezando por la típica historia de noche de citas que también le salían al patriarca mutante y continuando por la recuperación de dos temas que surgieron durante su larga etapa al frente de los mutantes como son el Fénix y la relación entre Lilandra y el Profesor Xavier. Kirkman imprime su estilo a estas historias basándose en un buen equilibrio entre desarrollo de personajes y acción. El guionista decide empezar su etapa con calma, sembrando las semillas de futuras líneas argumentales y tomándose su tiempo para familiarizarse con los personajes. Comparado con lo que habían hecho los escritores que le precedieron parece que Kirkman levanta el pie del acelerador pero no cabe duda que es una buena forma de marcar distancias y dejar claro que la serie está en nuevas manos.

En el apartado gráfico se turnan Tom Raney y Ben Oliver. El primero es un veterano de Marvel y las series mutantes, que nunca ha acabado de despuntar como estrella pero que se ha consolidado como un cumplidor sustituto. Su estilo tiene ciertas carencias, sobre todo por la excesiva expresividad de sus rostros pero resulta muy efectivo en las escenas de acción y en los seis números de los que se encarga tiene unas cuantas ocasiones para lucirse, como en el enfrentamiento entre Lobezno y Dientes de Sable o en la lucha final contra el Mago. Por su parte Ben Oliver estaba llamado a ser una estrella aunque su arte nunca ha acabado de destacar y prueba de ello son los números de los que se encarga, donde su línia clara aunque imprecisa no se adapta bien a las escenas de acción y donde la ausencia practicamente total de fondos hace que sus viñetas queden vacías e insulsas.

Es de agradecer que Panini haya decidido continuar la publicación del coleccionable recuperando este material y el de la serie de los Cuatro Fantásticos, permitiendo así completar ambas cabeceras y ofreciendo de forma íntegra y en el mismo formato los 10 primeros años de existencia de este rincón alternativo del Universo Marvel.

sábado, 18 de octubre de 2014

Reseñas. El bosque de las vírgenes

Los amantes de la fantasía y de los cuentos de hadas estamos de enhorabuena por la publicación en España, por parte de Yermo, de la versión integral de El Bosque de las Vírgenes, una ambiciosa revisión del popular cuento de La Bella y la Bestia con guión de Jean Dufaux y unos espectaculares dibujos de Beatrice Tillier.


Podéis leer la reseña completa en Zona Negativa.

jueves, 16 de octubre de 2014

Mapache Cohete 1

Sin duda este es el año de los Guardianes de la Galaxia y Marvel está dispuesta a aprovecharlo todo lo que pueda. Prueba de ello es esta colección de nuevo cuño protagonizada por el personaje más carismático del grupo: Mapache Cohete. Una apuesta arriesgada para la que Marvel ha escogido a un autor que parece la opción perfecta: el gran Skottie Young.


Si alguien hubiera dicho hace cinco años que los Guardianes de la Galaxia protagonizarían su propia película de cine, hubiera sonado como una profecía loca, y si además ese alguien hubiera dicho que la película sería la más taquillera del verano y del año (de momento) hubiera sonado directamente a cachondeo, pero así ha sido y los Guardianes de la Galaxia son una de las franquicias más hot que Marvel tiene ahora entre manos. En su vertiente en cómic las cosas tampoco les van tan mal, con una cabecera grupal en manos de Brian Michael Bendis y con series propias para Starlord, Gamora (de próxima aparición) y Mapache Cohete. Ésta última con el aliciente de haber tenido uno de los estrenos más sonados del año con un primer número que alcanzó los 300.000 ejemplares vendidos. Increíble, un Mapache vendiendo más que Spiderman. Sin duda esta es una iniciativa destinada a sacar el máximo provecho del buen momento de popularidad que están pasando los personajes y no se cuanto durará pero por lo menos he de reconocer que Marvel ha apostado por un equipo creativo perfecto y de lujo para este título: Skottie Young como autor completo. 

Para quien no conozca a este genial artista, seguro que le suenan las portadas de los babies Marvel que han proliferado en los últimos años y que tan buena acogida han tenido. Al margen de las portadas,  los seguidores de este dibujante hemos podido disfrutar de su arte en las magníficas adaptaciones que ha realizado de las novelas del Mago de Oz junto al guionista Eric Shanower, y antes de eso había colaborado en Marvel en algún proyecto de Spiderman, en los New Warriors y los New X-Men. Su estilo caricaturesco, próximo al cartoon pero con líneas llenas de fuerza le hacen el artista ideal para llevar a las viñetas a un personaje tan al límite como es Mapache Cohete. Además en esta ocasión Young también se encarga del guión recuperando esa figura de artista completo que tan difícil es de ver en la Marvel de hoy en día.

El resultado de esta apuesta no podría ser más satisfactorio, al margen del resultado comercial, y la propuesta de Young propone un acercamiento desenfadado al mundo de los Guardianes de la Galaxia explotando las claves del género de la space opera más clásica. La historia de Young nos presenta a Mapache Cohete en uno de sus momentos de descanso de los Guardianes y como se ve inmerso en una persecución por las fuerzas del orden que le acusan de un asesinato múltiple. Todo parece indicar que el responsable es otro Mapache como él, lo que en si mismo es un misterio aún mayor ya que él es el único de su especie. Además, un grupo de ex amantes del Mapache se ha unido para buscar venganza contra el rompecorazones que las dejó abandonadas, lo que sólo puede significar más problemas para el pobre Cohete.

Se trata de una historia de misterio con numerosos toques de humor, narrada con brío por el artista, que imprime un ritmo sin pausa desde la primera página hasta la última y en la que presenta al Mapache en todo su esplendor bocazas y pendenciero. La novedad es su faceta de conquistador de corazones de princesas en apuros algo que encaja con la imagen de héroe galactico pulp que tiene el personaje y que parece que dará bastante juego en este primer arco argumental. A pesar de que la historia no sea para tirar cohetes (chiste malo), Young juega bien las bazas de la intriga y sienta las bases de dos tramas que explotará en estos primeros números, dando interés a esta primera saga.

En la parte gráfica Young está tan brillante como siempre, acompañado como es habitual por los colores del francés Jean-Francois Beaulieu. El trazo de Young encaja a la perfección con el personaje y su dinamismo y energía confieren a las páginas de la serie una gracia que pocos artístas pueden conseguir hoy en día. Si la historia no pasa de ser un divertimento sin más, el dibujo es una auténtica maravilla.

De todas formas hay algo en el planteamiento general de la serie que no me acaba de convencer y es que no veo a Mapache Cohete como un personaje lo suficientemente interesante para mantener una serie mensual como ésta. Desde mi punto de vista, es un personaje que funciona en dosis pequeñas, tipo miniseries y proyectos especiales y que dependen mucho del artista asignado. En este caso la cosa funciona porque Skottie Young es el artista perfecto para este tipo de historia pero no sé que pasará cuando el artista deje la serie y pase a otras manos. A lo mejor me equivoco, porque pensaba lo mismo de Masacre y ahí está todavía.

lunes, 13 de octubre de 2014

Harbinger 3. Las guerras Harbinger

El tercer tomo de las aventuras de los Harbinger recoge todos los números de serie relacionados con el cruce Las Guerras Harbinger, narrando el la guerra de los psiots desde el punto de vista de los renegados de Peter Stancheck. Además, Joshua Dysart, profundiza sobre el origen de Toyo Harada en el que posiblemente sea el mejor arco argumental de la serie.


El primer corssover de la nueva Valiatn llegó bastante pronto y tras apenas dos arcos argumentales publicados las series harbinger y Bloodshot han cruzado sus caminos. Puede que el cruce haya sido demasiado pronto pero hay que reconocer que sus responsables se han encargado de que sea justificado ya que las tramas de ambas series tienen bastantes elementos en común y era lógico que acabaran colisionando en algún momento. Ese momento han sido las Guerras Harbinger, un evento que está siendo narrado en una miniserie del mismo título y en las respectivas series implicadas. El mes pasado Panini publicó un tomo con la miniserie de Las Guerras Harbinger completa (reseñado aquí mismo) en el que se desarrollaba el meollo del cruce. La serie era pura adrenalina y acción y no dejaba ni un tiempo muerto para la reflexión o la exploración de algunos personajes. Para eso están las series regulares, en las cuales sus responsables narran los mismos hechos que en la miniserie pero centrados en los protagonistas de cada una de las series, teniendo así más tiempo para desarrollar alguna subtrama o dar más importancia a la interacción entre personajes.

Así, en este tomo veremos como Peter recibe una visión del Monje Sangrante en el que le advierte de la situación de los niños psiot fugados del Proyecto Espíritu Renacido (P.E.R.). Peter trasmitirá el mensaje al resto de los componentes de su grupo de renegados que debatirán sobre si deben intervenir o no. Al final se impone la idea de que han de hacer algo por eso niños y se dirigen hacia Las Vegas, en la que será su primera intervención real desde que se juntaron. Además, en una historia ambientada en 1969, asistiremos al origen de la enfrentamiento entre Toyo Harada y su fundación Harbinger contra el P.E.R. que dará la justificación necesaria para entender mucho de lo que está pasando en el presente.

Hay que reconocer que los responsables de Valiant han hecho una labor excenlente en este crossover ofreciendo una historia que se puede seguir perfectamente siguiendo sólo la miniserie principal del evento pero que permite a los seguidores de cada una de las series implicadas disfrutar más de la situación simplemente siguiendo la serie que más le interese. Este tomo es difícil de entender si no se ha leido la miniserie principal ya que muchas cosas suceden "fuera de cámara" pero lo que se explica aquí sirve de complemento perfecto de lo visto allí. Es en estos números donde Joshua Dysart tiene la oportunidad de desarrollar las situaciones que afectan a "sus" personajes y mostrar esa dinámica entre los protagonistas que es uno de los puntos fuertes de la serie. Además este arco argumental de la serie tiene la virtud de funcionar como una historia completa perfectamente integrada en lo que se venía contando por lo que no supone ninguna ruptura respecto a la que se había visto sino que es un paso más en la evolución de las tramas.

Joshua Dysart está realizando una labor excelente al frente de la serie creando una de las mejores series protagonizada por un grupo de superpoderes del momento. El trabajo de Dysart recuerda en cierta medida al realizado por Chris Claremont en la Patrulla-X o el de John Byrne en Next Men, en el que la acción superheroica se combina con un excelente desarrollo de personaje y una dinámica de grupo creible.

En el apartado gráfico se combinan Khari Evans, encargándose de la historia ambientada en el presente, y Trevor Hairsine, responsable de la parte del pasado. Como en casi todas las series Valiant, el trabajo de ambos dibujantes es correcto aunque no particularmente llamativo. Ambos artistas se complementan bastante bien aunque cada uno de ellos tiene su punto fuerte. Así, Evans es mejor en la caracterización de personajes, algo de agradecer para dar verosimilitud a los diferentes miembros del equipo, y Hairsine destaca en la espectacularidad de las escenas de acción.

Estamos ante una de las mejores series de la renovada Valiant que presenta un arco argumental que sirve de complemento perfecto para el evento con el que está relacionado y que en algunos puntos incluso lo supera en calidad y emoción.