lunes, 27 de junio de 2016

Recomendaciones de Julio

Ya está aquí el mes de Julio, el verano y la perspectiva de unas ansiadas vacaciones después de meses de trabajo. Y vacaciones significa tiempo libre, tardes ociosas y más posibilidades de lecturas y como las editoriales bien lo saben este mes nos proporcionan una nutrida y jugosa selección de novedades con los que deleitarnos en estos días de calor. Esta es mi selección para el mes:

Panini

CES. Thunderbolts 5 ¿Un mundo feliz? Quinto y último tomo que recoge el final de la etapa clásica de los Thunderbolts y la última gran saga guionizada por Fabián Nicieza. El escritor de origen argentino supo entender a la perfección el concepto planteado y desarrollado por Kurt Busiek para esta serie y durante los años que estuvo al frente de la misma continuo desarrollando las tramas establecidas y siguió evolucionando a los personajes principales en la búsqueda de su tan ansiada redención. Además Nicieza apostó por el entretenimiento sin tapujos y las sorpresas y la acción se sucedían sin descanso en una montaña rusa que mantuvo a los seguidores de la serie ávidos de nuevas entregas. En su último año en la serie, afrontó una gran saga, recogida en este tomo, que llevaría a los Thunderbolts a enfrentarse a sus contrapartidas de otra dimensiones para evitar una invasión desde otra Tierra. Un cierre de altura para una de las series más revolucionarias de su época que sólo tuvo la nota negativa del baile de dibujantes que tuvo que sufrir ya que su artista regular, el excelente Patrick Zircher no pudo encargarse de todos los números y tuvo que ceder los lápices a artistas de estilo tan variado como Stefano Caselli o Manuel García.

Marvel Deluxe. Capitán América 14. Sueños americanos. La trayectoria de Ed Brubacker al frente de las aventuras del Centinela de la Libertad se prolongó durante 7 años y se extendió por tres volúmenes de la serie, empezando por el volumen 5, pasando brevemente por el volumen 1 (aprovechando la llegada del número 600)  y completándose en el volumen 6 con el que se despidió del personaje. Atrás quedaron las mejores historias del guionista en la cabecera y las que convirtieron su etapa en una de las más importantes de la larga trayectoria del Capitán América. Con la sensación del deber cumplido y ya con la perspectiva de abandonar la serie en un futuro cercano, Brubacker afrontó este nuevo volumen con mayor libertad y menor presión por mantener las expectativas creadas en sus primeros años en la serie. Esto se nota en la apuesta del guionista por historias más ligeras y aventureras donde prima la acción y el espectáculo. A esto contribuye la elección del artista que le acompañará en estos números, el espectacular Steve McNiven, quien estará secundado por el no menos excelente Alan Davis. Este tomo recoge los 10 primeros números de este sexto volumen que incluyen dos arcos argumentales completos y preparan la serie para la recta final y despedida del guionista. 

Marvel Deluxe. Thor 7. Tanarus. Tomo que enlaza directamente con los acontecimientos del evento Miedo Encarnado. Como no podía ser de otra forma en un evento en el que Asgard y su mitología juegan un papel capital, la serie del Dios del Trueno se verá afectada directamente por los sucesos que han llevado a la Tierra a sumirse en el caos provocado por el resurgir del hermano de Odín. Un nuevo Dios del Trueno, Tanarus, camina sobre la Tierra pero todo el mundo cree que siempre ha sido así. Sólo Loki sospechará que algo no es como debería ser y recurrirá al humano Donald Blake para resolver el misterio. Matt Fraction, responsable también de la serie principal de Miedo Encarnado, es el encargado de esta nueva y apasionante saga de dioses nórdicos. En el dibujo encontramos a dos dibujantes españoles, Pasqual Ferry, quien regresa a la cabecera tras un breve paréntesis, y Pepe Larraz en su debut en la serie de Thor.

Marvel Héroes. Caballero Luna 2. Eclipse. Segundo tomo de los dedicados por Panini a recuperar la primera de las series regulares protagonizadas por el Caballero Luna. Aquí encontraremos algunas de las mejores historias protagonizadas jamás por este peculiar personaje de múltiples personalidades en la que fue la recta final de la mítica etapa escrita por Doug Moench (creador del personaje) y dibujada Bill Sienkiewicz. El guionista desarrolla historias más oscuras, más próximas al género del terror que al superheroico, con aventuras que se prolongan más allá de un número permitiendo a sus responsables detenerse en los detalles y crear esas atmósferas oscuras y con un toque de irrealidad que tan bien le pegan al personaje. A ello contribuye en gran medida la evolución del arte de Sienkiwicz, quien se aleja progresivamente de los cánones del género y de la influencia de Neal Adams para ir desarrollando ese estilo tan característico que acabaría de explotar en la serie de los Nuevos Mutantes y que le convertirían en una leyenda del noveno arte. El tomo también recoge los últimos números de la colección a cargo de Alan Zelentz. Este volumen es una oportunidad única para disfrutar de los mejores números de la mejor etapa de uno de los personajes secundarios de lujodel Universo Marvel.

OGN. Thanos: La entidad del infinito. Jim Starlin continúa infatigable su historia río centrada en Thanos y en Adam Warlock con esta nueva novela gráfica en la que el artista sólo se encarga del guion y cede el dibujo al siempre excelente Alan Davis (entintado por no menos excepcional Mark Farmer). En las anteriores entrega de esta nueva saga del infinito, el personaje de Adam Warlock había experimentado unos cambios considerables debido a la fusión con otro Warlock proveniente de una dimensión paralela. Tras descubrirse que ahora Warlock poseía toda la energía de esa dimensión, se ha convertido en un elemento de poder considerable capaz de alterar el equilibrio cósmico, algo que Thanos y otras entidades cósmicas no permitirán. Adam Warlock tendrá que recurrir a los Vengadores para afrontar la nueva situación lo que le llevará a un viaje por el tiempo cuyo destino desconoce. Cualquier incursión de Starlin con los personajes de Thanos y Warlock siempre es bienvenida y más cuando cuenta con tanta libertad creativa como la que dispone en estas novelas gráficas en las que nos brinda una nueva vuelta de tuerca a la larga relación entre sus dos criaturas más preciadas: Adam Warlock y Thanos. Si además el dibujo corre a cargo de una leyenda en activo como es el gran Alan Davis entonces esta obra se convierte automáticamente en una de las imprescindibles del mes. 

Norma

Angel Wings 1. Burma Banshees. Todos los aficionados al cómic de género bélico especializado en los combates aéreos estamos de enhorabuena ya que por fin llega a España la última obra de Romain Hugault, el rey indiscutible de este particular subgénero. Este piloto metido a artista de cómic se ha ganado por méritos propios el reconocimiento del público gracias a su habilidad para retratar aviones clásicos de forma increíblemente precisa a la par que dinámica consiguiendo unas páginas espectaculares en las que los combates aéreos lucen como nunca lo habían hecho en las páginas de un cómic. En esta ocasión vuelve a estar acompañado a los guiones por Yann, otro enamorado del género, quien nos propone una nueva aventura ambientada durante la Segunda Guerra Mundial en el sudeste asiático. La novedad de esta nueva propuesta, además de la ambientación, radica en que el protagonismo recae sobre una piloto femenina a través de la cual conoceremos el papel de las mujeres durante este conflicto bélico. Esta nueva aventura constará de tres entregas en las que volveremos a disfrutar de la versión más espectacular del arte de Hugault tratando los dos temas que mejor se le dan al artista los aviones clásicos y las mujeres hermosas.


El castillo de las estrellas 2. Los caballeros del éter. Hace un año, Norma publicó la primera entrega de este Castillo de las Estrellas de Alex Alice. Entonces no pude dejar de recomendar esta propuesta de uno de los artistas de más renombre de la BD comercial actual, de la misma forma que no puedo dejar de recomendar su segunda entrega en la que Alice concluye su particular homenaje a Julio Verne y los relatos de aventuras científicas del siglo XIX. En este tomo seguiremos al joven  Seraphim y a su padre en el viaje a las estrellas en pos del legado de su madre desaparecida con el trasfondo del enfrentamiento entre Baviera y Prusia por el dominio de la tecnología para surcar el éter. Alice nos vuelve a ofrecer un relato delicioso por su forma y su fondo, apto para todos los públicos, y que no esconde la influencia de artistas como el mencionado Verne o del cineasta y animador Hayao Miyazaki. Una obra que además cuenta con el aliciente del espectacular dibujo de Alex Alice quien continúa experimentando con el color directo con resultados francamente extraordinarios. Una obra imprescindible para cualquier amante de los relatos de aventuras y para todos aquellos que quieran disfrutar de una joya visual como pocas.

Ciencia Oscura 3. Pauta de fuga. Rick Remender se ha convertido por méritos propios en uno de los principales exponentes del género de la ciencia ficción en el mundo del cómic USA. Obras como Low o Fear Agent son una buena muestra de cómo un mismo autor puede afrontar un mismo género desde perspectivas bien diferentes. Ciencia Oscura es otro buen ejemplo de ello y además es una de las obras del guionista que más reconocimiento ha recibido gracias a la espectacular puesta en escena que realiza su dibujante Mateo Scalera. En este tercer tomo las aventuras dimensionales de la familia protagonista continúan a ritmo frenético, esta vez huyendo de versiones suyas provenientes de otras dimensiones que pretenden conseguir lo que parece imposible para ellos: mantenerse unidos y regresar todos vivos a su hogar. Ciencia Oscura es una obra trepidante, que desborda imaginación en todas y cada una de sus páginas, y que en esta entrega parece preparar el camino para la tan esperada conclusión de este apasionante viaje dimensional repleto de amenazas y peligros. Por si fuera poco este mismo mes tendremos una segunda ración de series de Rick Remender con la aparición del segundo volumen de Low.

ECC

Superman: Paz en la Tierra. En su iniciativa de recuperar las obras que realizaron Alex Ross y Paul Dini dedicadas a mostrar el lado más icónico de los superheroes de DC le toca el turno a la obra que inauguró la serie, que como no podía ser de otra forma, estuvo protagonizada por Superman. La historia, marcada por un tono superheroico humanista, narra el intento de Superman por solucionar el hambre en el mundo utilizando sus poderes para ayudar a tanta gente como pueda. El argumento, que tiene mucho de homenaje al Superman de la Silver Age, esta hecho con mucho respeto al personaje, potenciando los elementos que convierten a Superman en el modelo en el que se reflejan el resto de superheroes e intentando dar un enfoque realista a una situación cargada de elementos fantásticos. Una delicia que se ve magnificada por el increíble arte de Alex Ross, quien realiza uno de sus trabajos más bellos y donde quizás más se aprecia en él la influencia del gran Norman Rockwell, reflejada en esas bellísimas estampas de los campos de Kansas en los que aflora el lado más humano del protagonista. Una auténtica joya visual que ayuda a recordar porque Superman sigue siendo un icono 75 años después de su creación.

Yermo

Las espadas de cristal. Aunque técnicamente esta es una novedad del mes pasado no podía dejar pasar la oportunidad de recomendar este tomo integral con el que Yermo Ediciones amplía su ya de por sí generoso catálogo de fantasía. Cinco espadas de cristal caen del cielo sobre el reino y una de ellas se incrusta en la roca junto a la aldea de Yama, una niña que se convertirá en la única en poder tocar este extraño artefacto sin morir en el intento. Este don provocará la ira del tirano Orland, quien ansía la espada para sí, por lo que secuestrará a la familia de Yama en represalia. La niña tendrá que huir y ocultarse para aprender a usar el poder de la espada y tener suficiente fuerza como para rescatar a su familia de las garras del tirano. Nos encontramos ante un relato que combina fantasía con ciencia ficción en el que acompañaremos a su protagonista en su viaje iniciático a los secretos del poder y de venganza contra quien destruyó su mundo por pura codicia. Una pequeña joya escrita con originalidad por Sylviane Corgiat y bellamente ilustrada por Laura Zuccheri.

sábado, 25 de junio de 2016

Reseñas. Los cuatro de Baker Street 2

La segunda entrega de Los cuatro de Baker Street nos devuelve a este grupo de jóvenes investigadores protegidos de Sherlock Holmes en dos nuevas aventuras en la Londres victoriana. Misterio, acción y el reflejo de la dura vida en las calles son los ingredientes de esta propuesta escrita a cuatro manos por Olivier Legrand y Jean-Blaise Djian y dibujada por David Etien.


Podéis leer la reseña completa en Zona Negativa.

martes, 21 de junio de 2016

Crónicas de la Era Glacial 1

Planeta ha recuperado una obra de los años 80 de prestigioso mangaka Jiro Taniguchi ambientada en un mundo que ha sufrido una nueva era glacial y en el que los humanos se han tenido que adaptar a las duras condiciones climáticas para sobrevivir. Una rareza en la trayectoria de este artista que demuestra una vez más su versatilidad.


En España Jiro Taniguchi se asocia más a un tipo de manga más de corte costumbrista e incluso intimista, centrado en los personajes y las relaciones entre ellos. Por este motivo sorprende encontrar esta obra, de género de la ciencia ficción, entre la bibliografía del autor. La obra data del año 1988, mucho antes de las obras que le consagraron como el Almanque de mi padre o Un barrio lejano, y puede interpretarse como un experimento de juventud durante una época en la que experimentó con diferentes géneros y temáticas. De todas formas, el talento de Taniguchi es incuestionable y esta obra cuenta con unos cuantos atractivos que la convierten en una propuesta muy interesante.

La historia está ambientada en un futuro lejano en el que una nueva era glacial ha enterrado la Tierra en hielo y los supervivientes de la humanidad se ha tenido que adaptar para sobrevivir. Takeru es un joven rebelde, hijo de un cargo importante de la ciudad, que es enviado a una mina en el hielo para que forje el carácter y centre su vida. Una serie de acontecimientos y accidentes provocan que la mina corra peligro, lo que obliga a Takeru a ponerse al  frente de una expedición para buscar ayuda, aunque eso suponga exponerse a los riesgos de un territorio salvaje que no conocen.

Se puede decir que la obra es hija de su tiempo y en ella podemos encontrar muchos de los elementos habituales de las historias de ciencia ficción niponas de la época. Un mundo destrozado por un cataclismo, una humanidad diezmada, una visión más bien pesimista del poder y su corrupción así como de las injusticias sociales, con todos ellos que encontramos en esta obra y también en otras surgidas de aquellos años. Estos factores comunes, restan algo de originalidad al planteamiento pero también le dan fuerza y el uso que hace Taniguchi de ellos para crear el escenario en el que plantear su historia es sumamente correcto. Además de ser una obra de género de la época también podemos encontrar muchos rasgos habituales de las historias de Taniguchi como referencias al mundo de la escalada, la presencia de una naturaleza salvaje como telón de fondo y complejas relaciones paterno-filiales. Para cualquier seguidor de la obra de Taniguchi estas características serán perfectamente reconocibles y permitirán encaber la obra con el resto de la producción del autor.

El estilo de dibujo de Taniguchi en esta propuesta aún no está tan depurado como el que desarrolló durante los años 90 pero ya da muestras de su talento y recuerda poderosamente al de artistas tan reconocidos como Katshuhiro Otono, el Naoki Urasawa de Pineapple Army o Takumi Nagayasu. Toda la primera parte del relato, ambientada en la mina, esta resuelta con efectividad y una buena atmósfera que crea el ambiente de tensión que necesita el relato. La segunda parte, ya ambientada en el exterior, permite al autor explayarse con planos espectaculares de la naturaleza desatada.

En definitiva, estamos ante una propuesta muy interesante y que merecía ser rescatada del olvido ya que mostrará una faceta de Taniguchi como autor sumamente versátil. Además para los amantes de la ciencia ficción de tintes más clásicos éste es un excelente ejemplo del material que se hacía en los 80 y que aún a día de hoy sigue estando vigente.

Podéis leer más sobre esta obra en la página de la editorial.

sábado, 18 de junio de 2016

Reseñas. El Mercenario 10. Gigantes

La decima entrega de la serie El Mercenario de Vicente Segrelles lleva por título Gigantes y cuenta con cuatro relatos cortos en los que el protagonista tiene que hacer frente a alguna de estas criaturas mitológicas. Este álbum también cuanta con la peculiaridad que es el primero en el que el artista abandonó su característica técnica de pintura al óleo y se pasó a la pintura digital, con sorprendentes resultados.


Podéis leer la reseña completa en Zona Negativa.

martes, 14 de junio de 2016

Vengadores 68-69

Estos dos números suponen el final del primer arco argumental de la nueva serie de los Vengadores a cargo de Mark Waid y momento de hacer balance de lo que ha dado este nuevo relanzamiento de la cabecera estrella de Marvel.

He de reconocer que con la llegada de la iniciativa All New All Different pretendía dejar de lado todas las series de mutantes y todas las series de Vengadores pero al final opté por darle un voto de confianza a la cabecera principal de los Héroes Más Poderosos de la Tierra atraído por el nombre del guionista responsable y por la inclusión de un par de personajes que me son muy queridos. Al principio tenía mis dudas sobre la alineación escogida ya que propuestas como la nueva Thor o el Halcón Capitán América no acaban de convencerme y personajes de nuevo cuño como la nueva Ms. Marvel no me resultan muy atractivos, pero otros factores como la inclusión del Nova Sam Alexander o del Spiderman Miles Morales sí que llamaban mi atención y al final decidí darle una oportunidad a la serie, con la mente abierta para dejarme sorprender pero sin esperar gran cosa de ella. El resultado de este primer arco, a pesar de algunos puntos negativos, se puede considerar positivo y la serie promete ofrecer una buena dosis de diversión y entretenimiento, al menos mientras dure el actual equipo creativo.

Lo que más me ha gustado es la forma que tiene Waid de manejar las relaciones entre los personajes, tanto entre los jóvenes héroes, como entre los veteranos con propuestas tan interesantes como el triángulo Sam-Kamala-Miles, que aporta una buena dosis de humor y momentos entrañables, como la relación que se plantea entre el Halcón y la nueva Thor. Buenos diálogos y caracterizaciones acertadas son la marca de la casa del mejor Mark Waid y en esta serie cumple con creces.

El punto negativo lo encontramos en el villano escogido para esta primera saga. A lo largo de los seis números de este arco, hemos visto desfilar una serie de villanos provenientes de las series individuales de alguno de sus protagonistas (Nova) o se han recuperado personajes casi olvidados recuperados del fondo del baúl de personajes Marvel, todos ellos a las ordenes de un misterioso villano en la sombra. Si bien la recuperación de personajes segundones resulta un guiño simpático la revelación de la identidad del villano principal resulta precipitada e incluso un poco forzada. Tal como está descrito este personaje, su forma de actuar y lo que le rodea resulta extraño y poco coherente con un personaje que es una de las peores némesis que han tenido nunca los Vengadores. La elección de cualquier otro villano o incluso la creación de uno nuevo hubieran sido una elección más acertada.

Por su parte, Mahmud Asrar me parece una elección acertadísima para encargarse de la parte gráfica. Este dibujante de origen turco se merecía la oportunidad de trabajar en una cabecera de primera línea como artista titular y en esta oportunidad no está defraudando. Con un estilo que recuerda al de Sturat Immonen, el arte de Asrar es tan adecuado para las escenas de acción espectaculares como para realizar una excelente y expresiva caracterización de los personajes. Además ha cumplido durante todo el primer arco, lo que es todo un mérito en los tiempos que corren.

En definitiva, la serie que está llamada a ser el buque insignia de este nuevo relanzamiento Marvel cumple con las expectativas y sienta las bases de lo que puede ser una etapa de regreso a historias más luminosas y centradas en los personajes que sirva de contraste a los desvaríos cósmicos de Hickman y sus grandilocuentes Secret Wars.

sábado, 11 de junio de 2016

Reseñas. Barón Rojo 1. El baile de las ametralladoras

A Norma Editorial parece irle bien con las obras de temática bélica ambientadas en el mundo de la aviación y apuesta por estrenar Barón Rojo, esta propuesta del ilustrador español Carlos Puerta, acompañado por los guiones de Pierre Veys, centrada en la figura de Manfred von Richthofen el as del aviación germana durante la Primera Guerra Mundial.


Podéis leer la reseña completa en Zona Negativa.

miércoles, 8 de junio de 2016

La Torre Oscura 10. El hombre de negro

El último volumen publicado de esta serie nos trae uno de los momentos álgidos de la obra de Stephen King con el encuentro entre el Pistolero y el Hombre de Negro. Peter David sigue adaptando esta monumental obra con la guía fundamental de Robin Furth y, en esta ocasión, con el excelente arte de Alex Maleev.


Tres miniseries han sido necesarias para adaptar al cómic completa la primera de las novelas de la gran saga épica de La Torre Oscura de Stephen King. Tres miniseries que han devuelto el vigor a esta adaptación que se resiente en su intensidad siempre que se aleja del material de origen en la que se basa. Llama la atención que para adaptar esta primera novela, la más corta de las siete que forman el ciclo completo, hayan sido necesarias tres miniseries cuando la cuarta de las novelas, de más de 500 páginas, fue adaptada en una única miniserie de seis entregas. Para mi esto es un indicio de lo que he comentado antes y se nota que sus responsables quieren aprovechar al máximo el material de King que tan buenos resultados les ha dado. Gracias a esto, pudimos disfrutar en detalle de la excelente La batalla de Tull y también de esta no menos satisfactoria El hombre de negro con la que se cierra el primer arco argumental que conocemos de su original literario.

El Pistolero, acompañado del joven Jake, se adentra en las montañas en pos del Hombre de Negro. Para llegar hasta su objetivo tendrán que adentrarse en peligrosos túneles que atraviesan la montaña y que están repletos de toda clase de peligros. Una misión muy arriesgada que pondrá a prueba la fe de Jake en Roland y también la determinación de éste por llegar a la ansiada Torre. ¿Será Roland capas de sacrificar a Jake para alcanzar su objetivo o la humanidad del chico despertará sentimientos enterrados hacía tiempo que harán tambalear los cimientos de sus creencias? 

Una vez más vuelve a quedar patente que Robin Furth se siente más cómoda cuando trabaja con material de partida de Stephen King y, aunque añada modificaciones de su propia cosecha, que conoce muy bien el tema y lo adapta con mucho cuidado. Lo mismo se puede decir de la labor de Peter David todo un artesano del cómic que traslada con eficacia el material a viñetas. La mejor prueba del excelente trabajo del dúo lo tenemos en las últimas páginas de la historia, durante la conversación que mantienen Roland y el Hombre de Negro junto al fuego. Se trata de una secuencia compleja de adaptar de forma interesante y que transmita la misma intensidad que en la novela original pero ambos lo consiguen, con la inestimable ayuda del dibujo de Maleev. Otra muestra del buen hacer del guionista lo tenemos en la caracterización de Jake, capaz de despertar ternura y compasión ante el trágico destino que le espera.

Uno de los grandes problemas que debe afrontar esta serie desde hace un par de tomos, es la falta de sorpresas respecto a la trama ya que ésta sigue fielmente lo narrado en la novela por lo que su interés debe residir en la capacidad de transmitir las mismas sensaciones que la obra original y hay que decir que lo consigue de forma bastante satisfactoria.

Buena parte del mérito de este volumen recae en Alex Maleev quien con su estilo oscuro y realista se adapta a la perfección al guion aportando unas excelentes ambientación y caracterización de personajes. Es una lástima que sólo vaya a encargarse de esta miniserie puesto que su estilo encaja muy bien con la serie y su tono.

En definitiva, una buena entrega de la serie que se encarga de adaptar con éxito uno de los momentos más complejos de la obra. Ahora sólo falta saber cuanto tiempo tendremos que esperar para poder disfrutar de la continuación de la saga y el inicio de la adaptación de la segunda de las novelas que traerá a algunos de los personajes más queridos de la saga. 

Podéis leer más sobre esta obra en la página de la editorial.